Facebook Historias auténticas Twitter Historias auténticas Instagram Historias auténticas
Restaurante img_top.jpg

Mesón de Tío Aquilino

Calle Josué Lillo, 24 / T 91 478 79 43 / mesontioaquilino.com

Facebook Historias auténticas Twitter Historias auténticas Instagram Historias auténticas

OREJA, CACHIVACHES Y VIEJOS ROCKEROS –Cuando comer morcilla casera en un museo de reliquias puede ser un gran plan.–

Entrar a el Mesón de Tío Aquilino en los setenta significaba enfrentarse a cantidades ingentes de oreja a la plancha y morcilla casera de la abuela Irene, la madre del jefe de este fascinante tinglado. Hoy, el restaurante sigue manteniendo esa oriunda ambientación castellano-leonesa en un lugar que es medio restaurante, medio museo, por los cachivaches que el patrón de este buque ha ido acumulando durante décadas: candiles, piezas de fontanería antigua, organillos o relojes de Alfonso XIII... Pero volviendo a lo primordial, no hay duda: aquí se comen alubias blancas de riñón con pato confitado o salmón ahumado casero, en una cocina abierta al público, donde no hay secretos. Tan solo la campechanía de Aquilino, a la que son fieles, desde hace lustros, algunos grandes como Rosendo o Miguel Ríos. Para qué más, queridos.

El maridaje
auténtico

Manitas de cerdo trufadas con salsa de pimientos del piquillo + Viña Pomal Crianza

Localización
Localización restaurante img_top.jpg